Conoce los protocolos con los que cuidamos tu salud mientras aprendes. Ver aquí.

17/04/2024

¿Cómo involucrar a tu familia en tus actividades diarias?

Compartir:

¿Cómo involucrar a tu familia en tus actividades diarias?

Por: Andrea Urdiales

Seguro más de una vez has pensado que no tienes tiempo para estar con tu familia o que tienes tantas cosas por hacer, que convivir con tus papás o tus hermanos, es complicado.  

Sin embargo, déjame decirte algo: pasar tiempo en familia, te ayudará a tener una mejor comunicación con ellos, vínculos emocionales más fuertes, adaptabilidad a los cambios y mayor unión (Bocarro, 2015). 

Lo más interesante es que no tienes que realizar actividades planeadas, extensas o muy elaboradas con ellos; te sorprenderá lo fácil que puede ser pasar tiempo juntos y fortalecer su relación en unos cuantos minutos y de forma muy natural. 

¿Cómo? Haciéndolos parte de tu día a día, con estos simples consejos: 

  • Inicia tú la conversación. Comenta con tu mamá, tu papá o tu hermano lo que planeas para tu día o el resto de la semana. Esto promoverá que compartan sus ideas, metas y actividades, se conozcan mejor, conecten y puedan hacer algo juntos. 


  • Aprovecha los momentos “ordinarios”. No importa si es camino a la escuela, limpiando la casa o preparando la cena, ¡cada momento cuenta! Utiliza este tiempo en familia y disfruta la compañía, mientras completan labores o tareas del hogar. 


  • Identifica gustos o intereses en común. Con el tiempo te darás cuenta que comparten más de lo que crees, lo cual puede detonar otro tipo de actividades específicas que podrían realizar juntos. Así, quizás empieces a jugar fútbol con tu papá o ver un programa con tu hermana. 


  • Pide su apoyo en temas que dominan. Cuando necesites ayuda en algo en lo que sabes que tu hermano es bueno o tu mamá tiene experiencia, no dudes en solicitar su apoyo. Verás cómo esas actividades las disfrutan ambos y pueden convertirse en un pasatiempo o tradición familiar. 


  • Está presente en el momento. Mientras estés compartiendo tiempo en familia, ¡olvídate de lo demás! Concéntrate en lo que haces y con quién lo haces y verás que, cada vez más, buscarás la compañía de estas personas con las que compartes un techo, sangre o fuertes lazos. 


Así de sencillo puede ser involucrar a tu familia en tus actividades diarias sin la necesidad de planes elaborados o esfuerzos adicionales. Y créeme, tendrás una mejor relación con ellos, serán más unidos y te sentirás más feliz. 

 

Así que… ¡Empieza hoy! 10 minutos en familia pueden hacer la diferencia 😉

 

 

Te podría interesar